×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 43

Dormir

Muchos de los antropólogos y ecnopediatras han estudiado diferentes sociedades a lo ancho y largo de todo el globo y han constatado que existen algunas culturas en las que no existe el insomnio ni la mayoria de los transtornos del sueño que tenemos en nuestra sociedad.

Entre ellas había diferencias pero todas tenian tres puntos en común:

Lactancia: porque la leche materna tiebe una sustancia llamada  L-triptófano, aminoácido que ayudaa conciliar el sueño.
                  el pecho tiene un efecto relajante sobre el bebé; por una parte, por poder  ser los pezones succionados, ya que succionando en muchas ocasiones se       relajan y por otra por fomentar el estar piel con piel y notar la cercania y el olor de mamá.

Colecho: En  la mayor parte del mundo, excepto Europa, U.S.A.  y Canadá,  los niños duermen con sus madres. Este ayuda además a "aprender" a pasar de una fase  a otra del sueño con mś facilidad ya que  su respiración se sincroniza con la de la madre, favorece la regulación e la temperatura coporal y a no develarse ninguno  cuando el bebé despierta para mamar.

Actitudes responsivas hacia el  bebé:  Respondiendo lo antes posible al llanto u  otras  señales de su bebé exprese tanto de día como de nohe atendiendo a los él  a cambio, le regalará días y noches más apacibles.



Resumiendo, lo que necesitan los bebés es a su madre cerca así en todo momento, asi que en nuestra civlización  la industria del sueño infantil ha inventado  multiples objetos que si se analizan bién comprobarś que son meros sustitutos de la mamá, pero eso sí, la mayoriade plástico y a unos precios!!!

chupetes y biberones como sustitutos del pecho materno y la lactancia.

cochecitos, hamaquitas, cunitas...como sustituto del  regazo materno.

ositos, pluches y otros muñecos para sentirse acompañado,

reproductores del latido el corazón de incluso del vientre materno.


Texto redactado a partir del capítulo 5 "Qué podemos hacer"  de Rosa Jove, Dormirsin lágrimás"

Viernes, 20 Enero 2012 15:05

Colecho



Papás,
Me sacasteis de la habitación.
no tengo ni tres meses , con perdón.
Os habeis que tenido que comprar
ese aparato para escuchar.
Cuando lloro por las noches,
os teneis que levantar.
Cuando tengo que mamar
os teneis que transladar.

Papás,
en mi opinión,
no sería solución
ahorrarse el trayecto
y escucharme en directo?


Claramunt, M.A. (2005), Pequeñas Delicias, Milenium, Lleida.

Dormir sin lágrimas es un libro escrito por Rosa Jove. En él la autora trata:

En  una primer parte: ansliza como es el sueño infantil desde la vida prenatal hasta los 6 años.
En la segunda parte del libro explica a grandes rasgos los principales transtrornos del sueño que pueden sufrir los niños.
Y en la tercera y última parte de su libro nos habla de lo que se de debe y no se debe  hacer para  conseguir que los niños duerman.

En este sentido, la autora no está de acuerdo con aplicar con los niños metodos de adiestramiento, fármacos ni otras sustancias para dormirlos; sino que aboga por seguir una intervención naturalista para conseguirlo, es decir, por el colecho, ya que afirma que las crias humanas como mamíferos que son (igual que nosotros) donde se encuentran más  agusto y  seguros para conciliar el sueño es al lado de su mamá.

Martes, 01 Noviembre 2011 11:06

Dormir

  • Dormir

Un bebé que duerma bien será un bebe más activo.  Lo más recomendable es que el bebé se sienta acompañado como el resto del día, y más, si toma leche materna lo más práctico es estar bien cerca de mamá para que a la hora de la toma o tomas nocturnas ambos podais descansar sin lloros ni sobresaltos.
Algunos autores opinan que si se practica el colecho ( dormir con el bebé en la misma cama) lo estamos malcriando pero... es malcriar darle cariño, seguridad y protección a lo que más quieres en este mundo para que se sienta seguro y así pueda dormir tranquilo sabiendo que mamá esta cerca.

Una buena solución para ello es " la cuna sidecar", es decir unir la cuna la cama dcuna sidecar también llasmada cuna colechoe los papás y asi si el bebé necesita contacto, alimento, cariño... , soló tiene que gatear, y siempre dispone de su propio espacio para descansar.

 Ya habrá tiempo de fijar límites.

 

 

 

En el siguiente vídeo encontramos una pequeña entrevista con Rosa Jové, especialista en este tema y autora del libro Dormir sin lágrimas en el que explica que dejarle llorar no es la solución.